20 febrero 2008

Que debo hacer para pintar y reciclar marcos de aberturas de madera.

Silvia nos consulta:

QUE DEBO HACER PARA PINTAR Y RECICLAR MARCOS DE ABERTURAS DE MADERA

Contestamos a Silvia:

Hola Silvia bienvenida al sitio.
Con relación a la consulta con mucho gusto estamos enviando nuestra opinión.
Hubiese sido importante saber cual es el estado de las maderas, si están pintadas hace mucho, esmalte o barniz, si está solamente con tono, si hay sectores desgastados, presenta estrías, si los marcos están sin colocar etc...
De todas formas ubicamos nuestra opinión en un supuesto de que las aberturas están pintadas hace tiempo y en mal estado al igual que la madera.
Primero es vital comprobar que base tiene la pintura, podemos verlo frotándola con un trapo o un algodón empapado en alcohol desnaturalizado. Si vemos que se pone blanda o se disuelve es látex o pintura vinílica, ( el alcohol no afecta a pinturas con base de aceite).
Generalmente la pintura de aberturas como en tu caso Silvia son al aceite, polyuretano o barniz.
Para comenzar el reciclado lo mas cómodo es la aplicación de un removedor, también funcionaría una pistola de calor pero es mas delicada la aplicación.
Todos estos productos solventes son cáusticos por lo que importa mucho tomar medidas de seguridad, guantes , lentes, zapatos adecuados, delantal o ropa apropiada.
COMENZAR LA TAREA
Use solventes que no requieran limpieza posterior o que se quiten con agua; estas características suelen estar indicadas en la etiqueta.
El tipo de solvente que no requiere limpieza posterior puede dejar un residuo que debe eliminarse lijando, el otro tipo de disolvente se elimina enjuagando con agua. Recordar que éste puede levantar la veta de la madera, obligando a lijar posteriormente para nivelarla.
Los solventes tienen presentación líquida, o bien en fórmulas más espesas como geles, semipastas o pastas. Los líquidos son excelentes para superficies horizontales, pero en las verticales, los más espesos se agarran mejor.
Aplique solvente en una zona de extensión razonable, dé una capa gruesa, y no la toque una vez aplicada.
Deje que el producto actúe durante el tiempo indicado por el fabricante, deje que trabaje por usted. Pasado el tiempo indicado, haga una prueba con una espátula, si la capa de removedor está blanda y la espátula la corta hasta la madera, ya puede dar el siguiente paso, sin hacer mucha espera como para que el solvente se seque.
Desprenda toda la pintura o el barniz que pueda con una espátula.
Redondee los bordes de su herramienta para evitar que deje marcas en la madera.
Continúe ahora con un pedazo de lana de acero de grado medio, Si la sumerge en solvente, podrá eliminar los trozos más difíciles.
Algunos acabados, como los esmaltes, requieren varias aplicaciones de solvente.
Una vez terminado con el solvente, raspadores y lana de acero, siga las indicaciones del fabricante para limpiar la madera. Algunos productos deben ser eliminados con trementina o aguarrás, y otros simplemente con agua. Deje que la madera luego se seque muy bien.
Preparar la madera
Una vez la madera esté libre y completamente seca se puede proceder a lijarla. Si el trabajo fue bueno con el solvente no tendrá que lijar demasiado. Comenzar con una lija grano 120 para limpiar todo rastro de acabado y alisar las rugosidades.
Después alisar la pieza con lija grano 220, al lijar a mano tener precaución de hacerlo a favor de la veta.
El éxito y calidad del acabado final depende en gran medida de cómo se haya hecho el lijado.
El tinte o barniz que apliquemos, nunca corrige un mal lijado, por el contrario éstos una vez colocados realzan más las irregularidades, marcas y otros defectos.
Recomponer vetas
Hay maderas con veta sólida que no precisan resanador, otras como por ejemplo el roble y el álamo, tienen una veta basta que debe rellenarse si se desea obtener un acabado liso.
El resanador es una pasta pigmentada en diversidad de colores. Si se necesita realzar la veta, elegir un color que contraste con el natural, o con el del tinte que se vaya a dar.
Contrariamente para disimular la veta, elegir un color que se acerque al que deseamos tenga la madera finalizado el trabajo.
Se puede hacer una muestra en un trozo de madera similar al mueble, realizándole todo el proceso así podemos comprobar si es lo deseado.

Un trapo viejo o una brocha sirven como para aplicar el resanador en pasta. Aplicarlo bien en la veta y deje que se seque siguiendo las instrucciones del fabricante. Luego retirar los excedentes con una espátula lisa y redondeada.
La espátula se trabaja de forma que quede ligeramente inclinada respecto a la superficie de madera, cuidando de no dañarla, dejar secar bien y lijar suavemente a favor de la veta.
Finalmente Silvia es aconsejable aplicar un barniz sellador de forma que penetre bien en la madera durante unos minutos, retirando con un trapo limpio los posibles excesos.
Debemos luego dejar secar bien y finalmente pasar una lija suave.
El barniz sellador favorece una absorción pareja del tinte que le demos a la madera, regula la cantidad de tinte que ésta absorbe, reduce el numero de manos que nos lleve finalmente el acabado.
Con el deseo de que nuestra opinión haya sido de utilidad, saludamos quedando a las órdenes por cualquier otra consulta que pueda surgir.
Cordialmente El equipo de TaraService.com

1 comentario:

Yamila dijo...

Muy buenos tus consejos, yo lo hice y me funcionó a la perfección.
Dos cuestiones en torno al remove dor (utilicé removedor en gel):
a) Usar guantes resistentes a químicos fuertes (NO LOS DE LATEX COMUN)
b) para colocar el removedor utilizar cualquier recipiente de metalizado porque sino derretirá el plástico.